¡Suscríbete!

Es muy fácil estar al tanto de nuestras novedades, cursos y promociones, solo tienes que suscribirte a nuestro boletín de noticias.

Bang

Bang

“Libertad en el Caos” de Enrique Esteban de Cáceres

La humanidad está cayendo. Lentamente, pero sin parar. Agoniza. En ningún reino existe la paz. Nadie dialoga. Todo son gritos en el campo de batalla. Pero todo podía cambiar, todo debía cambiar. No había creación sin la destrucción, y ahí entra todo. El Caos. Solo los más fuertes, inteligentes y astutos sobrevivirán a esta limpieza;… a esta purga.

A medida que avanzo hacia la sala del trono todo se vuelve más lúcido, como si despertase de un lar letargo. Cada paso reafirma mi misión. Cada mueble lujoso, cada noble gordo, cada latido de sus corazones es injusto. Su honor y logros nace de la muerte de otros hombres.

Llego a la sala del trono, bien iluminada y circular. En el centro está el rey con sus consejeros, en la gran mesa redonda, discutiendo sobre la guerra. No, sobre SU guerra.

>>Algunos me saludan bajando la cabeza en señal de respeto, pero no los imito. Los guardias se empiezan a preocupar: no haber saludado, mi forma de andas (que por una vez es decidida), y la determinación que emito me delata. Pero no saben reaccionar.

>>Tampoco saben que la determinación que emito no es determinación en si, sino energía. La concentro, dejando la sal totalmente e la espera, expectativa.

-Gloria al Caos.

Bang.

 

“El End Bang” de Nazayda Balmaseda Ramos.

Noche cerrada. Estrellas que salpican el cielo como pecas en un inocente rostro. Una noche apropiada para despedirse.
Me doy la vuelta rápidamente y ahí está él. Esperándome con una triste mirada que dice ”adiós” como un susurro. Ojalá todo fuera diferente. Un ruido me saca de mis ensoñaciones. El temido momento está a punto de llegar, lo noto. Corro hacia él una última vez para darle un último abrazo con el corazón desbocado. Sé que la galaxia echará de menos éste planeta. Sé que millones de personas que han hecho de él su hogar lamentaran su pérdida. Una última sonrisa para aceptar nuestro destino. ¡BANG!

About the Author

Escribir comentario

ACEPTAR
Aviso de cookies