¡Suscríbete!

Es muy fácil estar al tanto de nuestras novedades, cursos y promociones, solo tienes que suscribirte a nuestro boletín de noticias.

HABÍA UNA VEZ… UNOS GANADORES

¡Comparte!

Tras la gran acogida que tuvo el concurso de microcuentos “Había una vez un circo” que se desarrolló el pasado 26 de noviembre en el marco de “La Noche en Blanco” lagunera, ya podemos decir que tenemos a nuestros ganadores. Ellos van a poder disfrutar de nuestro Taller Exprés “Érase una vez” impartido por Antonia Molinero el próximo 16 de diciembre en la Escuela Literaria.

Y estos son:

Valentín Fernández. Título: Entre el cielo y la tierra.

En el circo mas fantástico, de todos los conocidos, trabajaba Jonay, un joven trapecista, que había desarrollado una extraña fobia que le impedía bajarse del trapecio.
Jonay estaba enamorado de Gara, una bellísima acróbata de suelo, que padecía temor a las alturas.
Jonay era correspondido.

Gara dispuesta a pasar de la ilusión a la acción decide enfrentarse a su miedo, se venda los ojos, se arma de valor y sube con su amado. Una vez frente a el se despoja de la venda, se miran fijamente a los ojos y transcurridos unos minutos, sin mediar palabra, se arrojan al vacío.

Juan Pedro Ayala.

Mi primera vez fué con mi padre. El sonido, las luces, el ambiente y el olor. Cuando el Circo era espéctáculo y fascinación. Luego llegó el vale por una entrada. La depresión de los animales. Las trapecistas con medias de rejilla cayendo en la red. Y todos en la pista parecían payasos. La magia desapareció. Tristeza, desesperación y podredumbre. Cuándo mi vida se volvió en un Circo?

Attenya Álvarez. Título: Érase una vez un circo.

Que la carpa de alegres colores se manche de rojo. Que el extasis inunde los cuerpos ya vacíos de alma y sangre. Que las risas histéricas suenen por encima de los llantos. Reíd, reíd, reíd como aquellos que se rieron de mí.

Decidme ahora mientras las bestias os persiguen: ¿no soy mujer porque tengo vello? ¿Me llamáis monstruo por tener una barba más viril que la vuestra? ¿No fui suficientemente mujer para ti?
Reíd, reíd y llorad. Como un monstruo me habéis tratado. Y en monstruos nos habéis convertido.

Bienvenidos a mi circo de los engendros, que comience la función.

Adrián Puerta.

No recuerdo nada del circo. Si fui, fueron una o dos veces.

No recuerdo los payasos y sus gracietas, ni los elefantes y sus monstruosos malabares, o el algodón

de azúcar revuelto entre mis dedos.
Ni la histriónica música ni las cuerdas en el aire.
No recuerdo nada del circo salvo la brisa de aquel día, estrechando la mano de mi padre.

Marilú Rondón. Título: Las gotas de colores.

Todos alucinaban con el colorido espectáculo. Comenzó a llover y por los numerosos agujeros de la vieja y trajinada carpa del circo se colaron imperceptibles y transparentes gotas de agua que al entrar en caída recta y atravesar las luces multicolores que iluminaban el escenario, adquirieron color. Los actores del circo tan sorprendidos como el público no tuvieron mas remedio que dejar que las gotas de colores formaran parte de la exhibición. Al final el sonido de los aplausos se confundió con el de la lluvia, y todos aunque empapados deseaban que en la próxima función volviera a llover.

Desde la Escuela Literaria queremos agradecer a todas las personas que han participado en el concurso animándolos a que sigan escribiendo y colaborando con futuras acciones de la escuela y a la Concejalía de Comercio, Turismo y Cultura del Ayuntamiento de La Laguna por apoyar esta iniciativa.

ACEPTAR
Aviso de cookies